CONSULTA DE LA MISION AMOR MAYOR E IVSS

IVSS incumple pactos para evitar rechazos de órganos

El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales volvió a incumplir sus garantías de suministrar medicamentos para evitar que la vida de los pacientes corra riesgo. En la reunión del 8 septiembre que hicieron miembros del IVSS con médicos de centros de trasplantes y la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, el organismo prometió que habría inmunosupresores —fármacos para evitar el rechazo del órgano— para todo el año, pero dos de las cinco medicinas no están disponibles, luego de una semana de ese encuentro.

El inmunosupresor Prograf está agotado en todo el territorio nacional y no llegará al país en menos de un mes. Mientras que el medicamento Certican tiene un despacho irregular y no llegarán nuevos lotes en menos de dos semanas. El desabastecimiento no solo compromete la salud de 1.500 trasplantados que dependen de las medicinas que se otorgan en la Farmacia de Alto Costo del IVSS, sino que deja en vilo el programa de procura y trasplantes de órganos que se reactivó el 12 de agosto, luego de 10 meses paralizado. En estos momentos  hay una lista de espera de 7.740 personas aguardando por un órgano (riñón, hígado, médula o córnea).

Alfredo Casseres, de 47 años de edad, lleva 9 años viviendo con un riñón que le donó su madre. Desde abril hasta julio no recibió en el IVSS de Valencia, estado Carabobo, el medicamento Prograf, mientras que en agosto le entregaron solo la mitad de la dosis que requiere para completar el tratamiento de un mes. Su vida ha dependido de donaciones de otros pacientes del país o de medicinas que le envían del exterior. El costo del medicamento, para importar, sería hasta de 700 dólares. “¿Cómo es que hay dinero para pagar una Cumbre de Países No Alineados y nosotros no podemos garantizar nuestra salud?”, reclama Casseres.

Desde mayo, Francisco Valencia, presidente de Codevida, ha advertido que la importación que se hizo ese mes alcanzaba para cubrir 60 días. Luego, el IVSS comenzó a rendir las medicinas, contradiciendo las opiniones médicas, con el argumento de que se debía al “uso racional del medicamento” y no a una política de racionamiento. “El general (Carlos) Rotondaro (presidente del IVSS) les mintió no solo a los afectados, sino a las autoridades del Ministerio de Salud a través de Fundavene cuando dijo que estaba garantizado el tratamiento para seguir los trasplantes”, expresó Valencia.

Fuente: el-nacional

0 Respuesta a "IVSS incumple pactos para evitar rechazos de órganos"

Publicar un comentario

Recibe las Noticias en tu Correo Gratis