Búsqueda personalizada

Para trabajadores por cuenta propia cotizar al Ivss es mal negocio

06.07.2014 06:55 AM Apenas 2,8% de los 5,3 millones de venezolanos que se ganan la vida de manera autónoma se ha afiliado al esquema estrenado en mayo de 2012, de acuerdo con este régimen
Alejandra Rodríguez
Para cotizar al Ivss trabajadores por cuenta propia deben pagar cada mes el equivalente al 13% de su salario.
Para cotizar al Ivss trabajadores por cuenta propia deben pagar cada mes el equivalente al 13% de su salario.Foto: Archivo
Caracas.- La jornada laboral de Nelson Ibarra comienza alrededor de las 9:00 am. A esa hora el carro de perros calientes con el que trabaja desde hace ocho años exhibe una pulitura impecable. La pulcritud de la estructura metálica contrasta con las aceras curtidas y el smog de la congestionada avenida Francisco de Miranda (Caracas), lugar en el que se encuentra el puesto de comida rápida.
A la luz de las legislaciones vigentes, Ibarra es uno de los 5 millones 321 mil 110 trabajadores no dependientes contabilizados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en abril de este año.
Ibarra, de 41 años, no cotiza en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss). Nunca lo ha hecho. Tampoco tiene póliza privada. Pero admite que el asunto no le preocupa demasiado. Si bien está consciente de que la vejez lo alcanzará a la vuelta de unos años, no ha pensado todavía de qué vivirá cuando sus fuerzas mermen. La pensión no le quita el sueño. 

Aunque a finales de abril de 2012, el entonces presidente Hugo Chávez modificó la Ley del Seguro Social y su Reglamento para permitir a los trabajadores no dependientes (formales e informales) afiliarse al Ivss, los informes de gestión del Instituto, correspondientes a 2012 y 2013, dan cuenta que desde el 16 de mayo de 2012, fecha en que se inició el registro, y hasta noviembre de 2013, se inscribieron 152 mil 216 ciudadanos; es decir, apenas 2,8% del total de independientes contabilizados por el INE. 

Oferta engañosa

Algo falló. Los “por cuenta propia” no compraron el beneficio otorgado por el Estado en aras de favorecer “la inclusión social”. Promoción insuficiente, discriminación hacia los trabajadores independientes y falta de incentivos son algunas de las causas que condenaron la medida al fracaso. Al menos eso sostienen expertos en materia laboral. 

Cuando en 2012 se concretó la reforma que permitió a todos los trabajadores independientes (formales e informales) afiliarse al Ivss, quedó establecido que los ciudadanos que se registraran en el Instituto en condición de no dependientes deberían cancelar mensualmente 13% del sueldo declarado para poder cotizar. En cambio, los trabajadores formales pagan al Ivss apenas 4% de su sueldo y el patrono el 7% restante para un total de 11%. “La medida es discriminatoria, ¿por qué vamos a pagar más los no dependientes?”, se pregunta el secretario de Trabajo y Reclamos del Sindicato de Trabajadores No Dependientes de Distrito Capital, Alí Martínez, militante del proceso bolivariano.

Aunque en el artículo 7 del Reglamento General de la Ley del Seguro Social se establece que “los trabajadores y trabajadoras no dependientes podrán Inscribirse en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y adquirirán la situación de asegurados y aseguradas con derecho a todas las prestaciones”, en la práctica los únicos beneficios de quienes laboran por cuenta propia disfrutan por cotizar en el Ivss son la pensión de vejez, las jubilaciones y algunas indemnizaciones, agrega Martínez. 

Por ejemplo, si un vendedor ambulante pierde su mercancía y pasa algunos meses sin trabajar, no tiene forma de demostrarlo al Seguro Social porque no hay patrono, por lo tanto no recibe ninguna indemnización. “¿Entonces cómo es que pagamos más y tenemos menos beneficios?”, inquiere el sindicalista. “Los empleados públicos pagan apenas 2% para optar a las mismas indemnizaciones que nosotros, hay discriminación. Es una oferta engañosa”, subraya. 

En el artículo 87 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se contempla que el Estado garantizará a todas las personas la obtención de una ocupación productiva, “es fin del Estado fomentar el empleo”. Sin embargo, los no dependientes descargan al Gobierno de esa responsabilidad al generar sus propias plazas, por lo cual el Estado debería asumir la función de patrono y cancelar en retribución al menos una parte del aporte que deben hacer los informales al Seguro Social, explica el secretario de la Federación Unitaria de Trabajadores No Dependientes (Futrand), Vicente Carías.

“El Estado más bien debe premiar el esfuerzo del trabajador por crear su propio empleo”, lo secunda el directivo de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Emprendedores y Microempresarios (Atraem) y también abogado laboral, Alí Poveda. 

La iniciativa gubernamental no es negocio para quienes trabajan por cuenta propia, no es rentable, por eso no caló. Así lo resume la directiva de Futrand, Blanca Llerena. “Si se trata de los trabajadores más vulnerables, ¿cómo pueden ponerlos a pagar más del 13%, si los formales pagan 4%?”, insiste. Llerena cree que no hubo promoción suficiente del beneficio.

Martínez recuerda que hace aproximadamente un año y medio fueron realizados varios operativos para inscribir trabajadores no dependientes en Mercados de Economía Popular de Caracas.
“Entregamos una copia de la cédula y llenamos una planilla”, relata. Al parecer los funcionarios que presidieron el operativo acordaron llamar a los trabajadores para avisarles cuánto debían pagar para empezar a cotizar, pero aún están esperando la llamada.
Ausencia de estímulos
Juan Vieira, es también trabajador no dependiente. Vende repuestos de carros desde hace 19 años y tampoco paga en el Ivss. Está convencido de que el Seguro Social no presta un buen servicio, por lo cual tomó la decisión de no cotizar. A diferencia de Ibarra, Vieira ya tiene un plan de subsistencia para su vejez: espera que entonces su negocio esté consolidado y le genere las ganancias suficientes para vivir de él.
El Tiempo entrevistó a ocho trabajadores independientes que se desempeñan en diferentes sectores de la economía en varios puntos de Caracas. Ninguno tenía una percepción positiva del Ivss. El único que cotizó y está pensionado lo hizo cuando era trabajador dependiente. El resto no es contribuyente.

Apenas dos de los entrevistados dijeron saber cómo sobrevivirán cuando la edad ya no les permita trabajar. Casen Hamd, comerciante en un mercado, ya resolvió que en los próximos años se irá del país para disfrutar su vejez en una nación que le ofrezca mayor estabilidad.

Martínez, quien tampoco tiene un buen concepto de los servicios que presta el Seguro Social, considera que las legislaciones vigentes desestimulan la afiliación al Instituto. 

El artículo 86 de la Constitución, el cual señala que la ausencia de capacidad contributiva no será motivo para excluir a las personas la seguridad social es, en todo caso, un estímulo para “el vago de oficio”, señala. Si de cualquier forma el Estado está obligado a velar por la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y protección en contingencias, “¿para qué cotizar? ¿para obtener una pensión que mucha gente consigue sin haber trabajado nunca?”, subraya y alude a la Misión en Amor Mayor.

Esta iniciativa fue otra de la varias flexibilizaciones normativas hechas por el gobierno Chávez, el cual estableció un régimen especial para la asignación de pensión, igual al salario mínimo nacional, a todos los adultos mayores que vivieran en hogares con ingresos inferiores al sueldo mínimo, hubiesen o no cotizado al instituto de salud.
Alternativa privada 
Para cotizar al Ivss trabajadores por cuenta propia deben pagar cada mes el equivalente al 13% de su salario. En la práctica el monto cancelado les da derecho a pensión de vejez, jubilación y algunas indemnizaciones. No hay mayores beneficios en materia de salud. Los hospitales de Ivss son de acceso público. “La conciliación de un seguro privado es tan costosa como Ivss”, por eso algunos optan por adquirir una póliza de vida privada para resolver los asuntos médicos, explica el abogado laboral, Alí Poveda. Los asegurados no suelen invertir más del 5% de su ingreso por póliza en promedio, según la Cámara de Aseguradores de Venezuela.

Fuente: http://eltiempo.com.ve/venezuela/laboral/para-trabajadores-por-cuenta-propia-cotizar-al-ivss-es-mal-negocio/145910
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Más Leidos

Recibe las Noticias por Correo, Suscribete Es gratis.!!!

Anuncios Clasificados

Anuncios Clasificados
Compra y Vende seguro

NOTICIAS DE VENEZUELA

Descarga Gaceta Oficial de Hoy

Descarga Gaceta Oficial de Hoy
Bono Alim, UT, Aumento Salarial, Seniat,..

Abrir Cuenta en Dolares

Abrir Cuenta en Dolares
Solicita tu tarjeta Visa ya, es fácil y rápido. Recibe pago de todas partes del Mundo.

Entrada destacada

Venezuela: Gran Misión Vivienda ha construido más de un millón de hogares dignos

La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) ha construido un millón 107 mil 564 hogares dignos en todo el territorio nacional, informó est...

Publicaciones

Total de visualizaciones